¿Vale la pena ORAR y Esperar la Respuesta de Dios?

La oración es unos de los regalos mas grande y poderoso que el Señor nos ha otorgado. En términos simple orar es hablar con Dios. Es una comunicación de doble vía en la que interactuamos con el Ser mas poderoso y maravilloso del universo, y en su momento, el nos responde según Su voluntad y propósito para nuestras vidas.

Es de gran alivio para el creyente acercarse al Señor a través de la oración y buscar la respuesta y dirección divina ante cualquier circunstancia de la vida.

Mantener una vida de oración constante nos da acceso a niveles espirituales que pocos gozan por la carencia de intimidad con Dios en su vida. Si queremos alcanzar profundidad en el Señor Jesucristo necesitamos convertirnos en hombres y mujeres de Oración. «Y lo mejor de todo esto, es que la voluntad del Señor es que tengamos una vida de oración persistente y vivamos al servicio de él y las personas a nuestro alrededor.

En el siguiente texto de la biblia vemos la importancia de clamar y orar al Padre de la Gloria en los momentos difíciles de nuestras vidas. Pero debemos entender, que es vital que oremos en todo tiempo, en las buenas y en las malas, ya que esta practica demuestra nuestra dependencia del Señor.

En Jeremías 33:3 la escritura dice:
Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

En este contexto cuando el Señor le habla al Profeta Jeremías, el se encontraba preso en la cárcel real debido a una profecía de juicio y destrucción contra la ciudad de Juda y Jerusalén. La palabra de sentencia en labios de Jeremías fue de gran molestia al rey Sedequías y a su pueblo, por tanto, procedieron a encarcelarle. Sin embargo, en medio de la prisión y frustración del Profeta debido a la reacción de ellos, Dios le habla y le dice: Clama a mi, y yo te responderé… En pocas palabras, Dios le estaba invitando a orar para conocer sus planes y propósitos no revelados luego de la destrucción. El prometió responder a cualquier duda e incertidumbre por la que el siervo de Dios pudo estar pasando. Además, le garantizó esclarecer e iluminar su mente sobre cosas que todavía no habían sido descubierta respecto al pueblo y su futuro glorioso.

Es precisamente todo lo que el Señor puede hacer a través de la Oración. El responde a nuestras peticiones en su tiempo y trae respuestas contundentes y aclaraciones que cambian radicalmente nuestras vidas.

Dios nos esta invitando a buscarle a través de la oración y a clamar a el en medio de las circunstancias que parecen irremediables en nuestras vidas, y el promete responder y revelar las cosas que no han sido reveladas. Vale la pena clamar al Señor constantemente, ya que en su tiempo, el nos responderá y traerá paz y un futuro glorioso. No pares de clamar al Señor y el te va a responder. Su fidelidad y amor no tienen comparación. Y podemos descansar en que el siempre querrá lo mejor para nuestras vidas.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Mateo 7: 7-11

 

Miguel A. Medina,

Dios te bendiga grandemente.

 

Disfruta esta Palabra de Fe para tu vida espiritual…

Cristo Venció la Muerte… y Usted y yo somos mas que vencedores con el.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
1
Disfruta esta Palabra de Fe para tu vida